Colo Colo y su camino a la estrella 32

Paredes, Valdivia, Valdés y compañía son los nuevos monarcas del balompié criollo. No fue fácil, no fue sencillo, pasaron muchas cosas entremedio, las que veremos en los siguientes puntos.

El retorno del ‘Mago’

Era poco probable que pasara, pero sucedió. Jorge Valdivia llegó con bombos y platillos. Pese a que se cuestionó su estado físico, demostró todo lo contrario y se proclamó como el mejor volante del medio nacional. Se vio más maduro dentro y fuera del terreno de juego y su jerarquía se notó en todo el campeonato, siendo de los jugadores que más minutos sumó.

Donde todo comenzó

El 23 de julio se disputó la Supercopa Chile donde Colo Colo llegó como el campeón de la Copa Chile 2016. El Cacique no solo le ganó a Católica, uno de sus clásicos rivales, sino que goleó por 4-1 y logró este trofeo por primera vez. Fue un buen augurio.

Un mal inicio de torneo

El 30 de julio el popular recibió a Deportes Antofagasta en la primera fecha. Todavía estaba abierta la herida provocada por los ‘Pumas’ pocos meses atrás, partido donde al cuadro de Guede se le escapó el título en la penúltima fecha. El morbo se instalaba con Paulo Garcés como portero de los nortinos. Todo finalizó sin goles.

El primer triunfo

En la segunda fecha Colo Colo viajó a Rancagua, tierra donde no le había ido bien en sus últimas presentaciones. Se terminó ganando 1-3 a O’Higgins. Uno de los tantos fue de Jorge Valdivia, que no marcaba en torneos nacionales desde 2006.

Dos nuevos tropiezos y los cuestionamientos a Guede

En la fecha 3 se empató con Palestino en La Florida y en el partido siguiente la U. de Concepción hizo la gracia ganando en el Monumental. Esto en la antesala del superclásico. Jugadas las primeras 4 jornadas el popular solamente sumaba 5 unidades. Todas las críticas apuntaban al estratega trasandino por esto y por como se había perdido el torneo anterior a manos de los azules.

Clásico Universitario. El día en que comenzó el repunte.

El 27 de agosto se daba cita al partido más relevante de nuestro fútbol. Colo Colo enfrentaba con muchas dudas al campeón vigente, Universidad de Chile. Los albos pasaron por arriba a los de Hoyos y terminaron venciendo por 4-1, en un duelo que pudo tener un marcador más amplio.

Comenzó un nuevo torneo

Todo era alegría y felicidad por ganar a la U. Lamentablemente el viaje a Iquique no fue de los mejores y se consiguió un empate con sabor a derrota. Poco duró la felicidad del clásico. Según los mismos jugadores, acá fue donde se juramentaron que iba a ser un nuevo torneo para ellos, donde debían salir campeones.

Cuatro victorias al hilo

En la séptima fecha se le ganó 3-0 a San Luis, en la octava 0-1 a Católica en San Carlos, en la novena 2-0 a Wanderers y en la décima 0-3 a un Audax Italiano que peleaba los primeros lugares. 12 puntos de 12 posibles. Magnífico.

Un fin de semana para el olvido

El 28 de octubre Temuco y Colo Colo se veían las caras. Fue una fecha que pocos quieren recordar. Temuco ganó 1-0, expulsaron a Berríos, Zaldivia y Paredes, Meza se lesionó de gravedad y después vino el episodio de Guede con Polic. Como si fuera poco, Unión Española, La U y Everton ganaron sus compromisos.

De cortado a figura

Octavio Rivero se negó a estar en el duelo ante O’Higgins por la segunda fecha. De ahí en más no volvió a aparecer y quedó cortado por Guede. Volvió a la titularidad frente a Unión en reemplazo del expulsado paredes, donde no solo anotó el primer tanto, sino que fue una de las buenas figuras. Luego de eso no salió del 11 de Guede.

Goleada a Unión; el partido clave

El cacique llegaba con 21 y los hispanos con 24. Un triunfo del cuadro de Independencia significaba que tendrían 6 puntos de distancia. Finalmente Colo Colo goleó 5-2 a los de Palermo, que hasta ahí, solo tenían 6 goles en contra. No solo pudimos ver el retorno de Rivero, también se ganó sin Paredes

La batalla de Viña

El último enfrentamiento entre albos y ruleteros también había sido en Viña y, curiosamente, también en la antepenúltima jornada. Como si fuera poco el resultado fue el mismo. A nadie se le va a olvidar el pique por izquierda de Orellana y la gran definición de Octavio Rivero que nos dio los 3 puntos, desatando la locura en Sausalito. De paso, se bajó de la lucha a los de la quinta región. Las otras noticias buenas fueron que la U había caído estrepitosamente con Audax y Unión no pudo con Temuco y solo cosechó 1 punto, dejando al Popular como único líder.

Curicó y los fantasmas

Fue un partido tenso, de dientes apretados. El marcador no se abría, hasta que Octavio Rivero se hizo presente. Sin embargo, el tanto de Ábalos sembró las dudas en el Monumental. Con las definiciones de Zaldivia y Paredes, parecía que la tarea se sacaba adelante sin problemas, pero el mismo curicano, con un golazo, instaló la incertidumbre entre los asistentes y jugadores. Si no es por Orión, los torteros hubieran empatado, lo que era malo, también, porque azules e hispanos ganaron sus respectivos duelos.

La última batalla

Pese a la presión, los nervios y los fantasmas de la definición del Clausura, Colo Colo pudo ganar 0-3 a Huachipato. Fue un duelo difícil, el marcador no se abría y los ‘Acereros’, con un gran juego, complicaban las aspiraciones del popular. Para peor, Unión hacía ‘la pega’ en su partido, obligando en ese momento a una definición. Sin embargo, todo salió como quería el pueblo albo  y pudieron celebrar finalmente. ¡Merecidos campeones!

Fuente www.somoschileradio.cl

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *