¿Cómo nació O’higgins de Rancagua? Descubre el origen del Capo de Provincia en el día de su 65 aniversario

Hoy el emblema de El Teniente de Rancagua celebra otro aniversario desde su nacimiento en 1955.

O’higgins de Rancagua es, sin duda alguna, uno de las instituciones deportivas más grande de Chile considerando todas las etapas del fútbol y su historia. Representa a la Región del Libertador General Bernardo O’Higgins a cabalidad, siempre es complejo enfrentar a “los celestes” en su estadio, es bestia negra de los “grandes” de Chile y la zona es hogar de nacimiento de muchos baluartes del balompié del fin del mundo.

Entonces nos preguntamos: ¿cómo nació O’higgins? Debemos remontarnos a los años 50′. En las épocas en que el fútbol nacional aún no era de élite, no era profesional con todas sus letras, en las épocas en que el deporte de la bola era más bien un arte regional. Tres equipos en Rancagua se disputaban el liderato de la zona. Hablamos de Club América, Braden e Instituto O’higgins. Los tres eran los titanes rancagüinos, los archirrivales.

Tiempo después, Instituto O’higgins y Braden decidieron unirse para alcanzar un objetivo superior: conquistar el campeonato de ascenso. Club América quedó intacto, quedando solo dos equipos de gran talla en la zona.

Durante dicho campeonato que otorgaba el paso a la división de honor del fútbol nacional, los clubes combinados que formaron O’higgins Braden brillaron siendo campeones invictos y obteniendo el tan anhelado paso al olimpo de nuestro fútbol. Ámerica miró dese atrás.

Pero, considerando el único cupo que existía y la necesidad de consolidar un elenco depurado, O’higgins Braden ofreció a Club América una posibilidad soñada: unirse a ellos y dejar la trilogía de Rancagua en un solo elenco e ir todos juntos a la primera chilena. Y así fue: América aceptó, todos se mezclaron y decidieron el nombre del club que finalmente quedó en O’higgins de Rancagua, desechando el Braden y América, pues no representaba la zona en lo absoluto.

Así nació uno de los orgullos más grande del sur de Chile y del país entero, y en su aniversario número 65 queremos vitorear su nombre, desearles lo mejor que la madre bocha pueda entregar y saludar a toda su hinchada y familia rancagüina. ¡Que viva el “O’hi, O’hi”!

 

Por. Claudio Peñaloza Torres

Foto: Chile-Diario AS

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *