Después de 36 años Perú clasifica a un Mundial de Fútbol

Desde el Mundial España 1982, el país andino no había vuelto a este torneo. Los años de corrupción de Manuel Burga como presidente de la federación peruana de fútbol fueron un obstáculo para el trabajo deportivo. Dicha fase terminó en 2015 cuando decenas de dirigentes fueron involucrados en una trama de irregularidades de la FIFA.

La noche de este  miércoles, en el estadio Nacional en Lima, han terminado 36 años de frustración: Perú , dirigido por Ricardo El Tigre Gareca , se ha impuesto a Nueva Zelanda por 2-0, y se convierte en el país que se clasifica para el Mundial Rusia 2018 en el último día y el último partido de las eliminatorias.

La selección peruana encaró por segunda vez a Nueva Zelanda sin su capitán, el carismático y efectivo anotador Paolo Guerrero. El delantero afronta una suspensión de 30 días impuesta hace un par de semanas por la FIFA, debido al resultado analítico adverso en la prueba antidopaje tomada en el choque contra Argentina en La Bombonera, a inicios de octubre.

Perú es el trigésimo segundo país en lograr una plaza en la Copa del Mundo, gracias a las anotaciones del delantero Jefferson Farfán a los 27 minutos y de Christian Ramos a los 64.

Sin embargo, a diferencia del viernes en Wellington en el que se notaba la ausencia de Guerrero, este miércoles, el conjunto estuvo mejor adaptado sin él, y el mediocampista Christian Cueva tuvo un mejor desempeño que en el partido en Wellington al ser el autor del pase del primer gol que convirtió Farfán. El jugador que milita en el Lokomotiv de Moscú fulminó al guardameta Marinovic con un tiro al centro de la portería. El segundo tanto, el de Ramos, fue en un tiro de esquina en el que el balón quedó suelto y solo lo mandó al fondo.

Los jugadores de Nueva Zelanda mostraron una mayor fortaleza que en Wellington. El árbitro francés Clement Turpin sancionó con dos amarillas a los neozelandeses y con tres a los locales.

Tras el partido, Cueva expresó: “Son sueños de niño, de hace tantos años”, mientras que Farfán insistía en evocar a su amigo de la infancia, Guerrero, a quien le dedicó la clasificación, y a su madre. “Quiero agradecer por el apoyo. Te prometí Paolo, esto es para ti”.

Por: Freddy Valenzuela M.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *