Grecia: irse de copas pasa la cuenta

La final de Copa en Grecia pasó la cuenta a los intervinientes en el último partido del evento: el PAOK Salónica y el AEK de Atenas se vieron fuertemente sancionados por la federación helena tras los disturbios que empezaron antes de que se inicie el compromiso en la ciudad de Volos.

El PAOK -en lo futbolístico- ganó el torneo, a pesar del grueso error del golero (le rebota la pelota justo en la línea de gol) haciéndose de la copa por 2-1.

Para acceder el recinto, hay una pasarela: ahí comenzó la gresca: una decena de heridos en una gresca que obligó a retrasar media hora el inicio del compromiso y adentro siguió el show… Hinchas de ambos bandos se lanzaron asientos y diversos objetos que obligaron a la intervención de los Antidisturbios que lanzaron lacrimógenas entre otros elementos de contención.

La Federación griega fue implacable con los finalistas: al PAOK le obligó a jugar siete partidos a puerta cerrada, partir la Liga 17-18 con -6 puntos y una multa de 282.500 euros (CLP $213 millones). Al AEK le cayeron cuatro partidos a puerta cerrada y 170.000 euros (CLP $128 millones).

También deberán arrancar con juegos a puertas cerradas el Panathinaikos y Olimpiakos (dos y cinco partidos), además el Panathinaikos deberá arrancar la Liga 17-18 con -2 puntos.

Por: Cristofer Denis Delgado

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *