[NO DIO EL ANCHO] Una estática Católica perdió ante América de Cali en San Carlos y quedó con medio pie fuera de la Copa Libertadores

Universidad Católica no pudo ante América de Cali en condición de local y ahora cuelga de un piolin en Copa Libertadores de América. Un 1×2 que dejó muy preocupados a los hinchas cruzados, ya que de 6 puntos posibles hasta ahora, los de la precordillera no han podido rescatar siquiera uno.

Crisis numérica en la tabla que incluso se podría extender a lo futbolístico, ya que hasta el momento el equipo no ha podido competir a nivel internacional. Y en este tópico Ariel Holan tiene mucho que decir. Esto porque ante el cuadro colombiano se vio a un equipo sin chispa, estático en la cancha y con escasa capacidad de improvisación en los últimos metros para generar desequilibrio.

La realidad es que el cuadro cruzado se mostró un tanto “achanchado” en el gramado de San Carlos de Apoquindo y eso le pasó la cuenta ante un cuadro visitante que poco y nada hizo para llevarse los tres puntos. Porque hay que decir la verdad, más allá de un par de jugadores de buen pie en ofensiva (Pisano y Yesus Cabrera), el equipo escarlata no mostró grandes luces y ni hablar de su parte posterior que se vio vulnerable cada vez que católica pudo meterlos cerca de su arco.

Otro factor clave en la derrota de la Católica fue la posición de Luciano Aued. Es que está bien, el volante mixto argentino puede ocupar la posición de volante central en el equipo, pero también es cierto que su mejor virtud no es el equilibrio, ni mucho menos la refriega (aunque ayer fue el que más metió), sino cuando se suelta, logra empujar al equipo hacia arriba y, además de aquello, tiene la capacidad de pisar el área contraria.

En ese contexto, al haberlo utilizado de 6 (no estaban Saavedra ni el Gato Silva), claramente perdió la posibilidad de ser influyente donde mejor se ve. Ahora, ¿Quién es el responsable de esto? Ariel Holan, quien no vino al país a hacer turismo, ni a hablar de la situación político/social que se vive, sino a dar soluciones a un cuadro que tiene la obligación, como mínimo, de pasar a los octavos de final de la Copa…como mínimo ehh.

Lo cierto es que la UC quedó en el fondo de la tabla del Grupo E con 0 puntos (-4) y la tarea titánica de tener que recatar unidades en sus visitas a Colombia y Porto Alegre (Gremio), además de hacerse fuerte como local para no dejar escapar el sueño Libertador con el que comenzaron el 2020.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *