[Opinión] Un Superclásico de dudas

Por. Roque Mella

 

En tiempos de incertidumbre en todo ámbito, el máximo clásico del fútbol chileno dice presente. La contingencia sanitaria nos ha instalado el partido más esperado de la temporada de golpe y porrazo, considerando que este duelo recién se enmarca en la novena fecha del campeonato de apertura y será el segundo partido del reinicio del fútbol luego del extenso receso obligado por las cuarentenas.

En este escenario la conversación y el debate futbolero sigue haciendo hincapié en lo habitual, aun cuando no es muy convincente remontarse al rendimiento exhibido por ambos equipos en las primeras fechas del torneo, ya que esos partidos iniciales mostraron tibiamente algunas características esperanzadoras en la Universidad de Chile, destacando el despliegue de un novel y dinámico mediocampo comandado por Walter Montillo y un manto de dudas tanto en el juego colectivo de los albos como en el nombre de su entrenador, quien no estaba para nada claro en el amanecer del torneo.

La pregunta clásica de quién llega mejor al duelo del domingo se diluye en el parón e intenta cobrar fuerza con los duelos jugados el reciente fin de semana. Ambos quedaron en deuda en el reestreno y durante esta semana deben recomponer sus oncenas, tanto en nombres como en su funcionamiento, porque dejaron en evidencia que el campeonato está arrancando nuevamente. La defensa alba esta cuestionada por su lentitud y su mediocampo carece de un conductor con personalidad para tomar las riendas del partido a su antojo. A los azules se les quemó el pan en la puerta del horno y no hay razones para entender porque Montillo y Aránguiz jugaron tan distanciados. Se le ha cargado la mano a la U por el empate, pero hay que tener en cuenta que con poco volumen ofensivo se puso dos a cero ante Palestino y tuvo el tercero antes del 2 a 1 cuando Montillo estrelló su remate en el vertical. Lo que vino después fue genialidad pura de Luis Jiménez para sentenciar un 2 a 2 que de paso sembró dudas en la U.

Con pocos antecedentes sobre la mesa llega mejor la “U”. No debería modificar su once inicial, a pesar de que hay críticas que apuntan duramente a Del Pino por su liviana e ingenua marca en los goles de Palestino, pero si es necesario sumar agresividad. En el monumental hay que meter mano en el equipo. Zaldivia, Barroso e Insaurralde concentran preferencias para conformar un bloque defensivo con línea de 3 y el ingreso de Pablo Mouche es otro factor que los albos deben tener muy en cuenta. El delantero trasandino es jugador de clásicos, le gusta el protagonismo y puede ser un duro problema para la tarea defensiva de Matías Rodríguez.

Un clásico en la previa siempre tiene está interrogante… ¿quién llega mejor? “Eso no importa”, responde la afición. “Un clásico es un clásico”, cosa aparte. Es un partido distinto. Así lo entienden también técnicos y jugadores para abrazar la convicción de salir en busca del triunfo y para ocultar las dudas que asoman en el rendimiento de los dos clásicos rivales.

 

Foto: Regate.cl

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *