[Opinión] ¿Vuelven los fantasmas a la U?

Por. Jorge Hernández Vergara 

 

La última fecha del campeonato nacional dejó muchas dudas en el plantel azul, ya que cayó 1-0 de visita frente a Deportes Antofagasta. En un deslucido encuentro donde Carlos Muñoz marcó la diferencia para los del norte. Luego del encuentro se dejaron caer todas las dudas nuevamente en el plantel y por su puesto en su director técnico Hernán Caputto.

El cuadro azul aún carga con el peso de tener sin duda una de las peores campañas en su historia el año 2019, donde incluso muchos aseguran que el estallido social ayudó a que el club no descendiera, futurología que jamás se podrá confirmar. Pero lo cierto es que Caputto llegó al primer equipo de emergencia, un técnico interino que debía hacer frente a la desesperación por sumar puntos y sacar al equipo del fondo de la tabla, cosa que no logró y misión en la que sus dos Antecesores; Frank Darío Kudelka y Alfredo Arias también fracasaron.

Hay que recordar que el actual técnico de la U llegó al conjunto azul a hacerse cargo de las divisiones menores y no tenía experiencia dirigiendo equipos de primera división. Universidad de Chile ratifica para la temporada 2020 al entrenador y consigue traer a un gran 9 como lo es Joaquín Larrivey, quien ha llenado con creces el paladar del hincha, pero la U actualmente es solo eso, un nueve que pasa por un gran momento y ha sostenido en gran parte esta campaña.

Universidad de Chile de seguro está analizando desde ya la continuidad del técnico argentino, tiene como hacerlo ya que el contrato tiene una cláusula de evaluación donde si el técnico no cumple con lo esperado, se le puede dar una salida. Pero seguir con Caputto sería un acto de masoquismo puro, porque en todos los partidos que tiene al mando del equipo jamás se ha visto un equipo sólido y tampoco lograr la tan anhelada regularidad que genere tranquilidad a la dirigencia, ni mucho menos al hincha, que año tras año ve cómo es humillado por sus archirrivales.

Caputto no es el peor de los técnicos ni tampoco debe recibir un linchamiento público por su mal desempeño. Es un técnico que se encontró con un equipo grande como primera experiencia. Las probabilidades de éxito son muy bajas, sobre todo porque el proceso se ha visto truncado por el “Estallido social” y la pandemia, una primera experiencia muy accidentada, sumándole la pesada mochila de cargar el que debe salvar a la U del descenso.

Lesiones, poca continuidad y un equipo que aún no logra “aceitar” los engranajes para tener un rendimiento óptimo, no hace prever un futuro positivo. Al señor Caputto hay que agradecer la valentía que tuvo para tomar el equipo en las condiciones que lo tomó, en el que como se dice en Chile, se puso la camiseta por la empresa, pero es imposible tapar el sol con un dedo. La U antes de buscar técnico y jugadores, debe definir un estilo de juego o al menos buscar dentro de los medios, las piezas que necesita para conseguir sus objetivos.

 

Foto: CNN Chile

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *