[Opinión] ¿Y si el tiempo le da la razón?

Por. Bruno Cordero

Han pasado un poco más de dos años de la oficialización del técnico colombiano como DT de La Roja. Si se hace un balance de lo que ha jugado Reinaldo, la mayoría son amistosos, en donde muchas veces se hacen pruebas y cambian jugadores. De lo que se puede reprochar a Rueda: Sagal y Junior, pero ¿por qué? Porque confió en ellos como debería hacerlo cualquier técnico profesional.

De las pruebas masivas que tuvo la selección antes de la Copa América 2019, el profesor Reinaldo, sacó buenos rendimientos de Guillermo Maripán, demostró que Gabriel Arias -en ese entonces en Unión La Calera- puede ser un excelente segundo arquero y probó, al igual que Bielsa en sus inicios por el 2007, a muchos jugadores; unos rindieron, otros no y finalmente, buscó lo que todos los y las hinchas de la selección pedían a gritos: el recambio.

Antes de entregar la nómina para la Copa América, se tenía, luego de mucho tiempo, la opción de traer a Claudio Bravo de vuelta a la selección. Llevó una nómina adecuada y supo hacerla rendir. Óscar Opazo, cuando jugó, rindió; Erick Pulgar, fue de los más destacados; Maripán, sacó a relucir la chapa de central de porte y con buen juego de pies y con Gabriel Arias, se produce el problema porque, hasta la semifinal con Perú, todo iba “bien encaminado”

¿Es malo? Para nada. ¿No es ágil? No. ¿Manos de mantequilla? Si fuese así, ¿ganaría como lo hace en Racing? No lo creo. Gabriel Arias es un gran portero, pero adolece del juego de pies, algo que en esta selección, es muy importante. Por esto mismo, los dirigidos por “el profe” Rueda, quedaron fuera de la Copa América. No cambió su esquema o su forma de jugar ante la falta de un portero que tenga la seguridad y técnica para jugar con los pies.

Aquí es donde entra el factor Rueda de nuevo y vuelve Claudio Bravo, factor determinante en el juego y comodidad de todos los jugadores de la selección. Gabriel Arias es un genial segundo arquero para la selección. Estoy completamente seguro que Chile nunca había tenido dos arqueros en dos ligas competitivas, y además, titulares.

Entonces, ¿cuál es el pecado de Reinaldo Rueda? Quedó cuarto en la primera Copa América que disputó con Chile; demostró un buen juego, a pesar de no tener a dos de los grandes factores del Chile más glorioso de la historia: Claudio Bravo y Marcelo Díaz. Llegó en la época más complicada de “la generación dorada” y reinventarse en el éxito es una de las cosas más difíciles del fútbol y de la vida. Aún así, con todos los problemas que le pone el equipo, la prensa y los hinchas, el sr. Rueda sigue trabajando y hasta se bajó el sueldo en plena pandemia.

A solo horas del inicio de las clasificatorias rumbo a Qatar 2022, creo que Reinaldo debería trabajar tranquilo, pero bueno, debo recordar que Chile criticó a Bielsa por haber perdido su partido contra Paraguay 0-3 en el Nacional. Dejémoslo tranquilo; quizás, nuevamente, el tiempo le dé la razón a un técnico de La Roja.

 

Foto: Red Gol

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *