Rugió el León: La Universidad de Chile se coronó Campeón del Clausura 2016-2017

Era una fecha que tenía todo el suspenso que debe tener la fecha final de un torneo: dos equipos, eternos rivales entre sí, peleando hasta el final su opción de ser campeones. Universidad de Chile recibía a San Luis y Colo Colo “visitaba” en La Serena a Cobresal, y un triunfo bastaba para que la “U” se coronara campeón del Torneo de Clausura 2017.

Luego de los primeros minutos de reconocimiento, San Luis sorprendió a los locales presionándolos en la salida y cortándo los circuitos que normalmente nacen desde los pies de Lorenzo Reyes. Y a los 15 minutos, justo cuando Colo Colo abría la cuenta en La Serena ante Cobresal, el equipo quillotano tuvo la ocasión de abrir la cuenta en los pies de Carlos Escobar que finalmente fue evitado por Jean Beausejour.

Pero la Universidad de Chile no iba a dejar pasar la oportunidad de ser campeón, y a los 21 minutos, en su primera llegada, Felipe Mora, el goleador del torneo, empalmó un centro desde la izquierda, enviado por el mismo Beausejour, y en segunda instancia derrotó al portero Matías Cano, abriendo el marcador y marcando la diferencia a la luz de lo que paralelamente ocurría en la cuarta región.

El resto del primer tiempo transcurrió sin mayores opciones para ninguno de ambos equipos, con un equipo visitante que insistía en su opción obstaculizando la salida azul sin prestarle la pelota a los universitarios.

En el segundo tiempo el desarrollo del juego no varió, y hubo algunas oportunidades claras de los azules, primero en los pies de Fabián Monzón y luego a través de un tiro libre de David Pizarro. Luego la “U” se fue echando atrás con el afán de mantener el mínimo resultado que les aseguraba el título de campeón. Y fue tan peligrosa esta estrategia que en la última jugada del partido, la pelota rondó peligrosamente el área azul y un jugador quillotano estuvo a centímetros de empalmar un tiro que habría significado el empate y que el título se hubiera ido a las huestes colocolinas.

Pero la historia estaba escrita e indicaba que el título de los mejores debía quedarse con la Universidad de Chile, así es que poco importaba el cómo se aseguraba este resultado, considerando que su máximo oponente ganaba en La Serena al descendido Cobresal. Los azules mantuvieron el triunfo y lograron la estrella número 18, después de un año muy difícil y específicamente un inicio de torneo muy negativo.

Celebran los azules y se lamentan los colocolinos que dejaron ir un título que tenían asegurado a cinco fechas del final, y también la Universidad Católica, que en este torneo tenía la posibilidad de ser tri campeones por primera vez en su historia.

¡Felicidades a los nuevos campeones!

Por Luis Miguel Retamales C.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *