Un insípido Colo Colo cayó en Brasil de manera inapelable

Duelo de complicados en Curitiba. Atlético Paranaense recibía a Colo Colo por la cuarta fecha del Grupo C de la Copa CONMEBOL Libertadores, donde ambos planteles llegaban como líderes con 6 unidades cada uno. El Cacique, sin Esteban Paredes ni Julio Barroso por lesión, buscaba un triunfo en tierras cariocas tras 13 años.

Los primeros minutos de juego en el Arena da Baixada fueron totalmente favorables a los locales, arrinconando a los albos contra la portería de Brayan Cortes, presionando la salida visitante y con mucha elaboración por ambos carriles, y para colmo de males, a los 7´, Pablo Mouche salió lesionado luego de una carga por la banda izquierda. Fue reemplazado por Leonardo Valencia y tras cartón, Felipe Campos conectó de cabeza un córner desde la izquierda por parte de Christian, para inaugurar las cifras en Curitiba anotando en propia meta.

Luego del gol, el trámite de juego permaneció intacto, con Paranaense empujado y pasando por encima de un alicaído cuadro chileno, el cual mostraba la misma timidez y falta de identidad que en el torneo nacional. Dicho esto, a los 14´, luego de un buen descuelgue y tiro de Pedrinho que logró contener a medias Cortes, Gabriel Suazo en su intento por despejar el balón, lo introdujo en su propia meta para el 2-0 favorable al “Furacao”.

El resto de la primera fracción mantuvo similar tránsito, con un once local que no le permitió a Colo Colo generar absolutamente nada y a su vez, un equipo chileno que corrió siempre detrás del balón y con nulos recursos para equipar las acciones.

En el génesis del segundo tiempo, ingresó Carlos Carmona por un Matías Fernández que no logró ser gravitante, y Bryan Vejar por Ronald De La Fuente. Durante los primeros minutos, se vio una actitud distinta en el elenco nacional, sin embargo, con más ahínco que solvencia futbolística, ya que la respuesta brasileña siempre fue más agresiva y con más chances de gol. Posteriormente, a los 57´, Oscar Opazo abandono el campo afectado en la zona interior del muslo, siendo reemplazado por Bryan Soto.

Los últimos instantes no presentaron mayores incidencias, terminando todo con un 2-0 que solamente deja un mar de dudas en las huestes albas que carecen de solución.

Colo Colo dejó una preocupante imagen en Brasil y ya comienza a complicar su clasificación, ya que debe visitar a Peñarol la próxima semana, con 6 unidades y una diferencia de gol de -2.

 

Por. Marcelo López

Foto: Diario As

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *